Aun así, sigues ahí…

El día gris, un fuerte viento de contradicción, una tormenta de mala suerte… Aun así, sigues ahí… El trabajo me oprime, las mañanas me duelen y las noches me vencen… Aun así, sigues ahí… La rutina carga toda su artillería en nuestras vidas, nos vacila en este oscilante hilo, nuestro camino, la vida… Aun así, sigues ahí… Las envidias, las mediocridades de las almas mal cuidadas, mal sembradas, el mal gratuito, o el egocéntrico premio del beneficio propio caminan codo con codo junto a nosotros… Aun así, sigues ahí… Un mal gesto, una colérica maldición por lo injusto, un puñetazo en la mesa por la encadenada mala suerte que a veces aprisiona nuestras vidas… Aun así, sigues ahí… La indiferencia de la gente frente la vida de los demás, lo insignificante que a veces nos sentimos cuando lo único que intentamos es conseguir sobrevivir en esta jungla de hierro, hormigón y cristales y obtienes un no por respuesta por no estar en una pequeña lista que sitúa a los que menos lo necesitan en cabeza para recibir las ayudas… Aun así, sigues ahí… Todos los errores, tropiezos y arrebatos que hayo en el camino y posiblemente pago contigo… Aun así, sigues ahí…Cuando la gracia me sostiene en el sumun de mi ego, cuando las miradas apuntan hacia mi y la presión llega asustarme y miro alrededor… Aun así, sigues ahí…   Nunca sabría decirte cuanto agradezco tu presencia inamovible en mi vida, nunca podría engrandecer mas tu obra pues tus actos escriben lo que ninguna letra relata, lo que ningún otro hace que sienta cuando te tengo a mi lado… Ni los malos momentos, ni los mas gloriosos te avalan… Por que sea lo que sea… Aunque se cuestione… Aun así, sigues ahí…

visto en bibliotecas virtuales

Ansiedad

-¿Que queremos?

-Lo quiero ya.

La ansiedad ha dirigido mi vida desde que tengo uso de razón. Ha sido, sin ninguna duda, la que me ha traído hasta aquí. Y además la que me ha traído en estas condiciones. No soy una persona paciente, no se manejar mis tiempos, no se esperar un resultado, y desde luego no se hacer las cosas si no veo una recompensa inmediata.

Me pasa en todo lo que hago, desde comer hasta relacionarme (a todos los niveles) con personas. Necesito que las cosas se produzcan en lapsos de tiempo razonables, o me consume la impaciencia.

En la comida es donde mas lo noto. No como, degluto. Me pongo frente a un plato y lo engullo en menos tiempo del que tarda la otra persona en decidir que va a comer. Las obvias consecuencias de eso es que casi nunca como por hambre o necesidad, lo hago por saciar esta ansiedad. Y por supuesto, soy un gordo.

En el trabajo me pasa, no me conformo con entrar a las 9 y salir a las 6 habiendo hecho únicamente lo que se me pidió ese día. Necesito hacer mas, ver las cosas terminadas, quiero tener hecho el mismo trabajo que todos los demás juntos solo para poder irme a casa pensando que al día siguiente habrá menos que hacer y podre empezar algo nuevo porque si no veo que la cosa avance, me frustro.

Por supuesto en las relaciones. La mas grave es a nivel asociativo. No he podido integrarme en una sola estructura organizativa desde que recuerdo. Las reuniones eternas en las que solo se debate me pueden. Empezó con la política, donde no veía acción, solo decisión. Y termino con AIESEC y el CEFCE. Las reuniones me agobiaban de una manera terrible. Quiero la recompensa inmediata al esfuerzo, quiero salir de una reunión con algo bajo la mano. Y eso claramente me impide integrarme en ningún modelo productivo sano.

Pero donde mas lo noto es en las relaciones humanas. No tengo paciencia con la gente, y además, creo que puedo arreglarle la vida a todo el mundo. Y no se puede, porque hay gente que no quiere que se la arreglen, o bien porque mi intento de arreglarla es una mierda que no es lo que ellos buscan. Esto es lo mas grave que me pasa. De aquí hacia abajo tengo que arreglar todo lo demás. Porque si no consigo hacerlo, si no consigo que la gente siga mi ritmo y acepte mis soluciones y veo que no salgo con ese pan bajo el brazo, me frustro. Y me consume la ansiedad. Y lo que hago, es alejarlos de mi.

Si ves alguno de los defectos aquí arriba mencionados en tus actitudes también, busca ayuda como lo voy a hacer yo. Porque el problema no es este, el problema es saber que este es el problema, y no ponerle solución.

Yo voy y tú te quedas

Porque, cariño, yo te quiero lo suficiente como para querer que seas feliz, pero no tanto como para que el que te haga sonreír sea otro. Y es que si no te digo “ven” es porque quiero que vengas. Que si me callo, es porque lo que no te digo es “te quiero”. Y es que me voy como aquel que quiere que se lo impidan. Porque sé que la felicidad sólo depende de que te des cuenta de que pierdo todos los trenes en los que no te subes. Que te des cuenta de eso y me beses en el andén como cuando dos se reencuentran después de mucho orgullo de por medio. He soñado algunas noches contigo. Con nosotros. Yo voy y tú te quedas. Hablamos de cosas que ahora no recuerdo, y luego me miras, y nos callamos. Y es ese silencio que precede a los besos que parecen no terminar nunca. Pero no hay beso: despierto antes. Lo he soñado muchas veces, que encadenarme a tu cuerpo es también otra forma de ser libre. Pero sólo es un sueño. Y cuando suena la alarma y abro los ojos, también se abren algunas heridas, y empiezo a pensar que la peor distancia que me separa de ti es el miedo que le tengo a que algún día te alejes del todo. Y es que el no intentar las cosas evita que podamos fracasar, pero cuánto jode no saber si cuando piensas en mí también te quedas muy callada, como si esperases que algún beso te tomase la palabra. Como si esperases que alguno de mis besos te hiciese hablar. Y no sé entablar una conversación conmigo mismo, para decirme que te estoy perdiendo al no recordarte que te recuerdo cuando hace frío. Que las madrugadas sin ti parecen lienzos a los que alguien no les pintó un sentido. Y me cuesta olvidarlo algunas veces.

Visto en el Facebook de Mireia Campos.

Cadenas a ti

Este iba a ser un post de reencuentro en el que hacia balance de mi año 2013 y contaba lo bien que me había ido y lo fantástico que me encontraba. Pero en lugar de eso voy a escribir sobre que pasa con las relaciones desde el punto de vista de alguien que ha roto una, y que ha sido victima de una rotura.

No tengo mucha experiencia con las relaciones humanas, me cuesta confiar en la gente, y eso redunda en que me cuesta entablar relaciones duraderas. Eso lo saben los pocos buenos amigos a los que quiero con todo que tengo. Nico, Cristian, Nahuel, Amalia, Inma… (si me dejo a alguno que me perdone, era un ejemplo). No es que no confié en ellos, es que no dependo de ellos para nada. Puedo vivir sin tenerles cerca y aun así si me necesitan ahí estaré, y si yo les necesito se que no me fallaran.

En Argentina me ha sido mas difícil por diversos motivos, el principal la diferencia de actitudes, aquí todo es mas pausado, mas tranquilo, mas sosegado. Se habla mucho, se actúa poco y se trata de mantener la voz y la presencia a un nivel mínimo. Gente que en España se colgaría la matricula de honor del cuello aquí la hace pasar desapercibida para no despertar la envidia, el cotilleo o no se muy bien que. Pasa en el trabajo, en las discotecas, en la universidad. Nadie quiere destacar, todo el mundo tiene miedo de que los demás se sepan su nombre. Y claro eso me ha dificultado mucho las cosas, porque yo grito al hablar, y no me importa lo que los demás piensen de mi.

Así que este año 2013 no me queda un balance de amigos muy alto. Ademas de haber sido un idiota y haber borrado sistemáticamente a todo el que podía con el fin de mantener cierta privacidad en mi Facebook, he tenido la oportunidad de discutir con gente con la que ahora podría estar tomando unas cervezas en lugar de escribiendo esto. Caco, la gente de Honu Beach, Camila, no es una lista larga, pero si que había gente interesante y buena a la que borre a la primera. La verdad es que pensé que no les iba a necesitar, como si a un amigo lo pudieras valorar por eso, o quizás pensé que volvía a España y no les iba a ver mas.

Tampoco tengo novia. Sigo enamorado de ella, y la quiero, pero no la puedo tener en mi vida porque me hace daño tenerla cerca. No fue largo, pero fue intenso como nunca lo había vivido. Es alguien especial con quien no he sabido manejar el cambio de relación. Para mi seguía siendo una posibilidad, y ella solo quería un amigo. O a lo mejor no, pero las circunstancias no me permitieron ser nada mas. Hoy he tenido que tomar una decisión muy difícil cuando por fin he entendido los motivos que impidieron nuestra relación, y me he dado cuenta de que no había ninguna posibilidad de recuperarlo. No me sentía un amigo, me sentía un ex novio. Y es difícil llevar esa carga cuando quieres a alguien. Así que tampoco estará por aquí en un tiempo.

Otra cosa que me mantiene bastante alejado de la sociedad es mi tendencia horrible a discutirlo todo. Y ya empiezo a darme cuenta de que no discuto porque opine diferente, discuto porque me gusta discutir, no en el sentido de pelear, si no en el sentido de mantener un debate donde se intercambien puntos de vista y argumentos. Y al final acabo discutiendo con todos los argumentos contra las opiniones. Y las opiniones siempre son malas consejeras, así que acabo peleándome con todos. Es otra cosa que tendría que hacerme mirar.

En resumen este año 2013 he sido un poco capullo (nadie me ha trolleado el blog, es lo que opino), y este año 2014 espero serlo un poco menos ahora que soy consciente de las cosas que hice mal. Pido perdón a todos los que he podido ofender, herir, acosar, o borrar de mi vida, y por supuesto invitarlos a que me manden un mensaje y me digan lo idiota que fui y me pidan que me disculpe.

Espero empezarlo con mejor pie, con mejor animo, con mejor perspectiva, y terminarlo con mas amigos en los que poder confiar, pero no necesitar.

Mudanza fallida

Intenta mudarme a Github, pero no ha funcionado, aqui puedes ver el intento que mantengo como muestra.

NUEVO BLOG EN OCTOPRESS ALOJADO EN GITHUB

 

La cosa es que publicar era bastante mas complicado que rellenar un formulario y ademas tenia el problema de que me obligaba a tener en cuenta bastantes cosas, como las ramas del git, y las etiquetas de los artículos. Así que me quedo con wordpress, y vuelvo a escribir sobre todo tipo de cosas.

Por qué estoy tan feliz.

Hace hoy ya 45 días que deje de sabotearme y negarme la felicidad. Y hoy hace ya 15 que todo empezó a funcionar.

Salud:

Empece a hacer deporte, el dia 22 de julio, tengo la foto de ese día con todas las lorzas y el barrigón guardada para el día que me sienta cómodo compartirla y ofenderos. Como todos, cuando empece no podía ni con mi alma, recuerdo haber hecho el test insanity haber sentido  dolor una semana. Hoy he salido dos veces con la bicicleta y he hecho 23km en total. Ademas he batido el récord en la segunda de tiempo en vuelta al dique (11.50km).

Estudios:

Empece a estudiar, la verdad es que me había colgado y las notas se resintieron, pero me he repuesto considerablemente bien y ya vuelvo a fanfarronear en clase respondiendo a los profesores. Estoy matriculado en pocas, pero quiero sacarlas con la mejor nota posible, así que eso también me va bien.

Proyectos:

He puesto al día casi todos los proyectos que tenia en mente y había colgado. Algunas webs para mi hermana, y algunas webs para mi, ademas de un proyecto que me ha salido muy bien, y que acaba de empezar pero ya da frutos:

http://www.haztedonante.com.ar

De momento opto a una beca de la universidad para continuar haciéndolo crecer, y ademas es una cosa bonita que ha tenido bastante éxito.

Programación:

Me puse las pilas con Ruby y Ruby on Rails, y termine varios tutoriales que nunca había podido enfrentar, ya hasta me permito el lujo de responder dudas en StackOverflow o de asesorar a mis compañeros de piso que también están aprendiendo. Lo cual me condujo al siguiente paso.

Trabajo:

Hace ya tiempo que veía que una empresa buscaba desarrollador en Ruby y RoR. Pensé que no tenia el nivel para optar al puesto, y mucho menos los estudios. Igualmente me anime, mande un mensaje preguntando por algún programa de formación o capacitación. Y al día siguiente me quisieron entrevistar. Acudí a la entrevista pensando en dicho programa. Y al llegar me encontré una entrevista profesional, para optar a un puesto de desarrollador. Era consciente de mis limitaciones, pero también de mis puntos fuertes, y así la enfrente. La entrevista fue muy bien y precisamente era para valorar esos puntos fuertes. Me citaron a la semana siguiente para una entrevista técnica. De nuevo acudí sabiendo por donde fallaba y por donde acertaba. Y:

Premio. La entrevista giro en torno a conceptos basicos: LAMP, REST, Ruby Concerns, Consultas simples SQL, Linux Shell, cosas que conozco mas por utilizar a diario que por haberlas estudiado. Pese a que en la entrevista había otro chico presente, que era de tercero y que aparentemente tenia mas experiencia que yo en Ruby, salí bastante airoso y al día siguiente me confirmaron que había pasado el proceso de selección. Ahora espero un proyecto al que incorporarme.

Relaciones:

Con todo eso ya estaba en lo que se puede decir: la cresta de la ola. Y no esperaba que sucediera mucho mas, no todo podía salir tan bien, armado de la máxima adrenalina que tiene un ser humano volví a casa con el pecho hinchado de tanto éxito. E hice algo que normalmente no hago, y de hecho hacia ya 4 años que no hacia. Invite a salir a una chica, con la que había twitteado.

Me dijo que no.

De hecho fue un: ni siquiera se quien eres.

Eso fue un jarro de agua fría que me devolvió a la realidad. Uno solo puede tener cierto grado de éxito al día, abusar seria creerse invencible, y nadie lo es. Aun así ella me dijo: que como podía saber si yo era un caballero. Que primero me quería conocer.

Querer conocerme es algo que poca gente hace. No es que fuera nada anormal conocer a alguien. Pero ¿querer conocerme?…

Pensé que de la misma manera que había cambiado mi actitud hacia la vida, y alcanzado lo que creo, es el éxito: ser feliz por mi mismo y haciendo lo que me gusta. También podía cambiar mi actitud hacia los demás, y quizás, dejarme conocer, de verdad. La ultima vez que confié en alguien no salio muy bien, pero me sentía tan seguro de mi mismo y tenia tan claro que la única persona que podía hacerme daño, era yo, que decidí arriesgarme. Nunca, en toda mi vida, me he alegrado mas de tomar una decisión. Porque esa persona que me ha descubierto, conocido y liberado del miedo a amar, siente exactamente lo mismo por mi.

Conclusión:

Así que en definitiva soy feliz, y lo soy por que lo soy por mi mismo, y ademas he encontrado a alguien que hace sentir así. Eso es doble felicidad, que es en definitiva de lo que va todo este juego.

Denuncia a Vodafone. Parte II

Escribí esto hace ya un tiempo largo
Denuncia a Vodafone.
.

Y posteriormente reclame al ministerio por todo lo que expongo en ese caso. Cual ha sido mi sorpresa hoy, cuando estando en la otra punta del mundo, el ministerio me ha escrito diciéndome que consideran probada mi reclamación y que reclaman por escrito a Vodafone que me devuelva tanto las permanencias telefónicas que me cobraron por la baja del numero (en febrero de este año) como, todos los importes pagadas desde que se solicito la baja, en Abril.

Así que mi recomendación es que RECLAMEIS. Siempre que podáis, cualquier cosa. Porque a veces suena la flauta.

De hecho es la segunda vez que el Ministerio falla a favor mio, la primera fue en el caso de Orange por el que TODOS los meses me desconectaban la linea y me cobraban reenganche durante un año. En esa también gane y me devolvieron mas de 400 euros.

 

A continuación unos consejos que os servirán:

Reunid todas las facturas, y desglosadlas vosotros mismos para conocer los importes a reclamar y saber que os pertoca.

Preparad una hoja de calculo con dicho desglose y marcad bien la parte que reclamáis.

Preparad tanto las facturas como la reclamación en PDF y enviadlas tanto a la compañía por burofax (no hace falta copia ni acuse, correos online guarda copia de todo). http://www.correos.es

En la web del defensor de telecomunicaciones con certificado digital:

http://www.usuariosteleco.es/Paginas/index.aspx

Presentad la demanda perfectamente clara y con el máximo de información.

Si tenéis cualquier duda, por un módico precio un gestor os puede preparar la reclamación. A mi me ayudo la mía que no se si se sigue dedicando a ello, pero podéis preguntar:

http://synergyasesores.es

Y desde ahí paciencia.

Ariel y la batalla eterna.

Los vikingos pensaban que mientras alguien recordara tu nombre no podías morir. Que mientras tu nombre permaneciera en el recuerdo de los demás, podrías seguir luchando en el Valhalla.

Hoy otra persona me ha hablado de Ariel, y así he conocido su historia. Su lucha, que esta a punto de terminar contra un enemigo que es mas poderoso que nadie. Apenas se nada de el, se que le gusta Boca, se que juega al Lineage, y al Minecraft, que ama el baloncesto y que le gustaba hacer skate.

Ariel esta enfermo, tiene una enfermedad llamada Aplasia Medular, su médula no es capaz de generar correctamente las distintas células que componen la sangre. Su mejor oportunidad es un donante, que ya ha encontrado. Un chico alemán le ha donado parte de su médula para que se recupere.

Siguiendo con la tradición Vikinga, me he propuesto que el nombre de Ariel no desaparezca. Y si hay un lugar que sobrevivirá a todas las generaciones habidas y por haber, es Internet.  Escribiré su nombre aquí para que Ariel siga luchando y su nombre no muera. Para que sepa seguro que ya jamas podrá morir.

No hay mucho que ninguno podamos hacer, la suerte esta echada y el universo no juega a los dados. Pero creo en la ciencia, creo en la medicina, y creo que Ariel ganara esta batalla. Porque sin importar lo que suceda después de la operación, su nombre esta escrito aquí. Y ya nunca podrá morir.

Ariel

Vistete como lo que eres

Hace algún tiempo en una revista de tendencias masculina lei el consejo que encabeza el post. Un poco después, no recuerdo la fecha, Joan Ballester me confirmo el consejo. Un solo se siente cómodo si se viste como quien es en realidad. Todo lo demás es tratar de vender algo que no esta dentro de ti. Asistir a una reunión con tu única camisa y corbata, cuando tu idea es ir a trabajar con una sudadera y una camiseta de Iron Maiden, no ayudara a dar una mejor impresión. Si de verdad estas cómodo, si de verdad sientes que vas bien vestido, si el color, el estilo, los zapatos te hacen sentir cómodo, entonces estarás bien vestido.

Hace tiempo que me vestía con sudaderas, camisetas, chándal no por que me es mas cómodo el tejano, pero casi. Y lo hacia porque me sentía cómodo. Pero desde hace 20 días vuelvo a ponerle ojos a las camisas, zapatos y jerseys de punto. Siempre he pensado que ir vestido con un traje es algo digno de mención. E ir vestido como un caballero, algo memorable, una especie de Bond domestico.

Habrá que sacarle lustro a los zapatos y sacar de las bolsas las americanas supongo.

Cosas que han cambiado

Existen dos maneras de medir el tiempo que vivimos, no la manera en si, sinó la duración de la vida. Y ambas dependen de lo mismo, de lo felices que seamos:
Una vida, encerrado en una mazmorra, alimentado con despojos y tapado con harapos sera larga, eterna y desdichada. A su vez, una vida en la que seamos felices y vivamos plenamente será corta e intensa. El tiempo es una medida relativa y variable que depende de como estemos con nosotros mismos.

El año 2012 fue el mas largo que recuerdo, no recuerdo haber trabajado tanto en mi vida, haber ganado tanto dinero, haberlo gastado, haber tenido mas felicidades ni haber sido mas infeliz. Era una bomba de relojería a punto de explotar y la tensión de mi carácter se notaba en el ambiente.  Pero se que no era feliz. Me faltaban muchas cosas, cosas que había tenido y perdido, cosas que pude paladear y que desaparecieron.

De todas ellas, la que mas echaba de menos era la confianza en mi mismo. Esa capacidad de levantarme por las mañanas y sentirme capaz de todo. Ese saber hacer del que se tiene como único responsable de su vida, y esa ambigüedad de no querer creer ser el mejor, pero no poder evitar sentirse así.

Hoy hace cuatro meses del ultimo coletazo de ese pozo de sentimientos, hoy hace uno que salí y lo tape. Y hoy si, mas que nunca, soy feliz.

Feliz por hacer lo que me gusta, feliz por estar haciéndolo únicamente por mi, feliz por sentirme mas poderoso e invencible de lo que me he sentido nunca. Y mas aun feliz porque no echo de menos nada que dependa de los demás.

Echo de menos a las personas que quiero y se han quedado en España, pero no echo de menos el sentimiento que me invadía cada vez que podía ayudarlas, he aprendido una lección que ha sido la mas dura a la que me he enfrentado, y lo he hecho con el corazón en un puño. He aprendido a decir: No.

  • No a hacer las cosas de los demás, solo por evitar hacerlas por mi.
  • No a sabotear en cada intento que he empezado para progresar.
  • No a dudar de mi mismo.

Después de despedirme frente a aquel garaje pensé que no podría volver a hacerlo, pensé que no podría volver a amar. Me equivoque, soy mas libre que nunca de volver a hacerlo, a quien yo quiera, en las condiciones que yo mismo me imponga, y sin el temor de sufrir daño alguno. Porque ahora soy feliz por mi mismo, y esa felicidad, no te la puede robar nadie, solo puede completarla. Mi abuelo decía:

“Hay una sola manera de hacer las cosas: hacerlas bien”.

Es hora de hacerlas bien.